Secretaria del Tesoro de EEUU alerta del peligro que la economía del país esté al borde de una catástrofe generalizada