Preocupaciones en torno a economía siguen en aumento en EEUU