Alejandro Gil: ha sido un año tenso pero también prolífero por las transformaciones económicas