Aumentan flujos de remesas a nivel global, con fuerte impulso en América Latina y el Caribe