Los valores y las tecnologías: Primero saber “a dónde ir” y después “cómo ir”