Estados Unidos, ha estado siempre preocupado por el poderío comercial y económico chino que lo ha ido desplazando cada vez más de algunas regiones y países donde antes era el principal socio comercial.

China ha ocupado un gran protagonismo no solo con América Latina sino también Europa y Asia. En las dos últimas décadas se ha convertido en el proveedor más importante de bienes a Suramérica, sobre todo en algunos países con las economías más grandes de la región como Brasil, Chile, Argentina y Perú.

Frente a la competencia china, la cuota de mercado de las importaciones de Estados Unidos se vio afectada, aunque se mantiene como el principal proveedor en México, América Central y el Caribe, excepto Cuba.

El expansionismo de las importaciones chinas en la región, también ha afectado el comercio intrarregional. Por ejemplo, países que se compraban entre ellos se vieron desplazados por las importaciones de China de los mismos productos. Brasil dejó de ser la mayor fuente de bienes importados desde Argentina que, a su vez, dejó de ser el principal exportador a Paraguay.

China ha ganado cada vez más espacio en el financiamiento de infraestructura y telecomunicaciones en la región, América Latina supera a Europa, África, Oceanía y Norteamérica como la mayor receptora de inversiones chinas fuera de Asia. Aproximadamente el 10,8% de los flujos de inversión proceden del gigante asiático.

Factores que inciden en la creciente actividad china en América Latina y el Caribe

  • El comercio
  • Las inversiones
  • Acuerdos de Investigación y Desarrollo (principalmente en el área farmacéutica a partir del Covid).

La Pandemia ha derivado en el desarrollo de medicamentos y vacunas, y en la relación comercial entre China y países de la región que se incrementará en los próximos años.

Se prevé que en las últimas décadas continuará la expansión comercial de China en América Latina y el Caribe y podrá representar entre 15 % y 24 % del total regional en 2035, superando los US$ 700,000 millones, más del doble que en la actualidad.

El Gigante Asiático también se ha convertido en uno de los principales prestamistas de la región.  Uno de los mecanismos financieros implementado entre China y países latinoamericanos son los swap (o intercambio) de monedas que ayuda a evitar el uso de divisas, como el dólar.

El financiamiento chino ha tenido protagonismo entre los proyectos energéticos y de infraestructura en algunos países, pero también comenzó a tener presencia en la banca comercial de Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Panamá. Los bancos chinos destacados en ellos son: El Industrial and Comercial Bank of China (ICBC), el Bank of China (BOC), el China Construction Bank (CCB) y el Haitong Bank a partir de adquisiciones de otros bancos.

En resumen, se puede decir que las relaciones comerciales y económicas entre América Latina y el Gigante Asiático van a seguir creciendo de forma acelerada. Estas relaciones son muy beneficiosas para ambas partes, ya que se desarrollan varios sectores industriales, tecnológicos, médicos, de materias primas entre otros.

Esperemos que al cierre del año 2023 y los próximos que están por venir, la cifra del Comercio Exterior continúe duplicándose significativamente para ambos.

Bibliografía consultada

  • Alvisa Barroso, M. (2018). “El poder blando chino en América Latina, su impacto en el marco del proyecto de la Ruta de la Seda del siglo XXI.” En Vaca S. Narvaja&Z. Zou (Eds.)
  • Arroyave, M., & Valdivieso, A. (2017). “Inserción económica de China en América Latina a través de los tratados de libre comercio: mirada al marco jurídico-político de las inversiones.” E. Pastrana Buelvas & H. Gehring (Eds.)
  • La proyección de China en América Latina y el Caribe” (pp. 317–338). Bogotá: Editorial Pontificia Universidad Javeriana.
  • Baladrón, M. (2020). “¿Hacia un orden mundial post occidental?” In F. Bulggiani & R. Li (Eds.), China, América Latina y, Argentina. Buenos Aires: De la UNLA.
  • Bernal Meza, R. (2017). “China en América Latina. Política exterior, discurso y fundamentos: diplomacia pública y percepciones en la región.” En Pastrana Buelvas, Eduardo; Gehring,
  • Hubert (2017). In E. Pastrana Buelvas & H. Gehring (Eds.), “La proyección de China en América Latina y el Caribe” (pp. 317–338). Bogotá: Editorial Pontificia Universidad Javeriana.
  • Dussel Petters, E. (2019). “Monitor de la OFDI en América Latina y el Caribe 2020.” México. Red ALC-China.
  • Dussel Petters, E. (2020). “Monitor de la infraestructura china en América Latina y el Caribe.” México: Red ALC-China.
  • “¿Por qué a China le interesa tanto hacer negocios en América Latina?”. Actualizado 8 enero 2015.   https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/07/140714_economia_china_america_latina_msd#:~:text=%22Am%C3%A9rica%20Latina%20es%20importante%20para,dice%20Chi%20a%20BBC%20Mundo
  • “Volumen de comercio China-América Latina supera 300.000 millones de dólares en 2018”. http://spanish.xinhuanet.com/2019-   02/01/c_137792833.htm#:~:text=La%20creciente%20cuota%20de%20productos,socio%20comercial%20de%20Am%C3%A9rica%20Latina

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =