El   Dr.C. , Jesús Pulido Catasús, director general de Coordinación y Asesoría de la Asociación de Economista de Cuba (ANEC), propone en este artículo, que publica hoy El Economista de Cuba, un conjunto de medidas que, de acuerdo con su opinión y, teniendo en cuenta el estado de opinión de la población manifiesto en diferentes escenarios, es necesario ejecutar con urgencia, para que exista un real desarrollo de las fuerzas productivas, representadas por todos los actores económicos que están presentes en la nación.

A continuación, exponemos sus consideraciones.

Reducción del Déficit Fiscal

  • Permitir que todos los actores económicos que generen, producto de su trabajo, ingresos reales en MLC, puedan disponer en los bancos cubanos de cuentas bancarias en las monedas de reconocimiento internacional y, a la vez, operar las mismas.
  • Revisar el sistema impositivo vigente de forma tal que se adecúe a las diferencias existentes entre los diferentes actores económicos de la sociedad y que el mismo sea capaz de satisfacer paulatinamente las necesidades del presupuesto de la nación.
  • Crear las condiciones técnicas necesarias para que la ONAT pueda ejercer su función de gran recaudadora de ingresos para el Estado.

Redimensionamiento del sector estatal presupuestado

Racionalizar los gastos del Presupuesto del Estado, reduciendo significativamente el subsidio a las empresas estatales con pérdidas y los gastos de la administración del Estado, entre otros. Se exceptúan los servicios sociales como educación, salud, deportes y cultura. Es generalmente aceptado que la burocracia anida, crece y se desarrolla principalmente en los aparatos administrativos estatales.

Entre las medidas para reducir su influencia, así como los gastos de la administración del Estado, se propone fusionar ministerios, simplificar sus estructuras y reducir sus plantillas; suprimir o reducir las delegaciones territoriales de los ministerios; suprimir todas las Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE) con sus características actuales de entes administrativos y que actúan como “mini ministerios”, convirtiendo en empresas autónomas solamente a las OSDE que tienen condiciones para ello.

Regular ingresos de la población y el sector no estatal (Tomado de la conferencia dictada por el Dr. Fidel Vascós González el 9 de diciembre de 2022 por el 230 Aniversario del SEAP, cuyo contenido comparto íntegramente).

Dieciocho medidas que se proponen a tener en cuenta para la confección de un Plan de Estabilización, o de un Plan Anticrisis o Antiinflacionario (como algunos prefieren llamarle), que apunte a modificar radicalmente el sistema de dirección y planificación vigente.

– Reducir significativamente los balances materiales de productos decididos centralmente por los ministerios y otras instituciones estatales;

– establecer regulaciones descentralizadoras para que las empresas y otras unidades económicas, tanto estatales como no estatales, establezcan ellas mismas, directamente, sus contratos comerciales y de inversión con suministradores y clientes nacionales y extranjeros, sin mediar obligatoriamente la participación de terceros;

– acercar la organización y funcionamiento de las empresas estatales al de las cooperativas, de manera que sus trabajadores, no solo participen en las decisiones principales, sino que las decidan directamente en asamblea general con carácter vinculante, incluyendo la elección de sus dirigentes;

– una gran parte de las empresas estatales podrían convertirse en empresas públicas, con emisión de acciones que pudieran ser adquiridas por personas naturales y jurídicas, cubanas y extranjeras, sin que por ello los accionistas sean propietarios de la empresa ni ejerzan la dirección de la misma, pues se limitarían a invertir en la compra de acciones y a recibir un dividendo. La dirección de la empresa pública continuaría en manos de los trabajadores de la propia entidad;

– considerar al sector no estatal como una parte tan importante en la economía nacional como el sector estatal, y no solo como un complemento subordinado al estatal;

– eliminar el monopolio estatal del comercio exterior, de manera que las entidades estatales y no estatales sean las que decidan si utilizan a una empresa estatal como intermediaria para su relación en el comercio exterior o se vinculan directamente con sus clientes y suministradores residentes en otros países, en las condiciones que mutuamente acuerden;

– además de los listados de inversiones confeccionados por Cuba, que los propios inversionistas extranjeros propongan en qué quieren invertir;

– establecer que los inversionistas extranjeros no estén obligados a acudir a las empresas empleadoras estatales para contratar su mano de obra y que puedan contratarla directamente;

– autorizar las importaciones comerciales que realizan las personas naturales y que hoy se consideran ilegales, aplicándoles bajos aranceles, lo que redundaría a favor de la oferta;

– mantener por tiempo indefinido la autorización de la importación no comercial de artículos de alimentación, aseo y medicinas, sin límites de cantidades y sin cobro de aranceles, lo que aumentaría la oferta de productos y el consumo de la ciudadanía;

– mientras no se aplique plenamente un mercado cambiario, autorizar la apertura de cuentas bancarias en MLC a personas jurídicas, de manera que éstas respondan directamente con sus saldos patrimoniales bancarios, sin la intervención del Estado, a las obligaciones que contraigan en MLC;

– autorizar la concurrencia de suministradores extranjeros en el mercado interno, tanto mayorista como minorista, para ampliar la oferta;

– emitir bonos de deuda pública en CUP, con tasas de interés atractivas y honradas en fecha, que puedan comprar personas naturales y jurídicas, tanto cubanas como extranjeras, lo que incrementaría los ingresos al Presupuesto del Estado y reduciría el déficit fiscal;

– incrementar anualmente las jubilaciones, el salario mínimo y las prestaciones a la asistencia social en la misma tasa de la inflación del año anterior y establecer otras medidas compensatorias de protección social, lo que aliviaría la situación de las personas de menores ingresos;

– incrementar las tasas de interés de los saldos bancarios para estimular el ahorro;

– establecer la intervención del Estado en las empresas estatales con pérdidas, con el objetivo de identificar las causas de su irrentabilidad y, en su caso, sancionar a los funcionarios y órganos colectivos responsables de esa situación, disolver la empresa o unirla a otra, analizar con sus trabajadores la posibilidad de convertirla en una cooperativa o confiscar los activos y venderlos a otras entidades estatales y no estatales;

Desarrollo de la gobernanza macroeconómica

Analizar el trabajo completo elaborado por la ANEC sobre el Programa de Estabilización Macroeconómica presentado al MEP, que se ANEXA.

Reformulación del sistema de planificación (Tomado de la conferencia dictada por el Dr. Fidel Vascós González el 9 de diciembre de 2022 por el 230 Aniversario del SEAP, cuyo contenido comparto íntegramente).

Es preciso modificar el actual modelo altamente centralizado de planificación y dirección de la economía, que limita la gestión empresarial y frena la iniciativa de las entidades económicas. Ello determina la muy reducida capacidad de respuesta nacional en la producción de bienes y prestación de servicios aherrojada por la rígida planificación central de carácter muy administrativo.

El antecedente del sistema de planificación vigente data de cuando Cuba era miembro del CAME y sostenía lazos muy estrechos con la URSS y los países socialistas europeos. La característica principal de aquel sistema consistía en que, a partir de la coordinación de planes quinquenales y anuales establecida en el CAME, los organismos cubanos de la administración central del Estado y los órganos locales del Poder Popular, determinaban los clientes y los suministradores de las empresas que le estaban subordinadas, fijando las principales cifras de producción y consumo de cada una de ellas, así como sus precios.

En general, este sistema funcionaba exitosamente porque casi toda la economía se basaba en empresas estatales y estaba respaldada por el campo socialista. En aquella época solo el 15% de nuestro comercio exterior se llevaba a cabo con países capitalistas. Al desaparecer la URSS y los países socialistas europeos, este mecanismo internacional para la planificación económica del CAME también desapareció.

Ahora en Cuba existe una heterogeneidad de formas de propiedad sobre los medios de producción, dando lugar a empresas estatales, empresas mixtas, cooperativas, MIPYMES y Trabajadores Por Cuenta Propia, que tienen que enfrentarse a un mundo exterior regido, en general, por el sistema del capitalismo neoliberal, donde priman las relaciones mercado.

En este ambiente, las relaciones entre las empresas cubanas no pueden estar determinadas mediante un plan rígido decidido por organismos superiores. Al contrario, el entramado de los múltiples vínculos empresariales necesita rapidez en la toma de decisiones autónomas que no pueden esperar por las indicaciones y autorizaciones de niveles administrativos jerárquicamente superiores.

El sistema de planificación heredado del CAME se ha convertido en la actualidad en la traba principal para el desenvolvimiento de la economía cubana. Solo las leyes objetivas del mercado y sus categorías económicas y monetario-mercantiles pueden ofrecer un ámbito facilitador de esas relaciones interempresariales donde las decisiones en la gestión se tomen por las propias empresas y demás unidades económicas, las cuales deben definir, ellas mismas, quiénes son sus clientes y suministradores, y establecer con ellos las cifras de producción y suministro, así como los precios, para fijarlas en sus contratos mutuamente beneficiosos, sin la interferencia e imposición de terceros.

En resumen, esta propuesta apunta a modificar el actual sistema de planificación económica altamente centralizado hacia un sistema descentralizado donde todos los actores económicos actúen de forma autónoma en su gestión, en leal competencia con otras entidades económicas y en igualdad de condiciones, según las reglas del mercado, sin necesidad de realizar consultas ni recibir autorizaciones superiores en la toma decisiones.

Tampoco las empresas estatales deben tener la función de constituirse en rectores de la gestión de las entidades no estatales mediante la imposición de contratos y encadenamientos productivos. El sector no estatal no debe ser considerado un complemento subordinado al sector estatal empresarial. Los contratos y los encadenamientos entre las empresas estatales y no estatales deben establecerse sobre la base de la plena libertad de decisión y mutua conveniencia de las partes involucradas.

Para lograr estos propósitos se debe ampliar el papel del mercado como regulador de la economía, abandonar la rígida planificación administrativa central vigente y adoptar otro modelo de planificación, de manera que las empresas estatales y no estatales tengan plena autonomía en su gestión.

El sistema de planificación de la economía no debe establecer indicadores y condicionantes a las empresas en su gestión en forma directiva, salvo situaciones muy excepcionales. En esta concepción que propongo, el Estado debe conducir el desarrollo de la economía nacional creando el marco institucional y regulatorio adecuado para el desenvolvimiento de las leyes objetivas del mercado, cuidando que se mantengan los principios de independencia nacional y justicia social acordes a nuestro sistema político socialista.

Redimensionamiento de la empresa estatal socialista

Estudiar una transformación profunda del sistema vigente, con vistas a lograr que las empresas estatales se conviertan en empresas públicas, donde la participación de los trabajadores esté estimulada por su participación como accionistas de las mismas y los órganos de dirección sean el resultado de su colectivo y no por la imposición de otros niveles de dirección.

Lo anterior requiere de un estudio consensuado del papel de estas empresas en la economía nacional y, por ende, deberá ser refrendado en la Ley de Empresas que acuerde finalmente el Parlamento cubano.

Reformar la política de importación de agentes económicos

  • Permitir que todos los actores económicos puedan decidir cómo realizan sus exportaciones e importaciones.
  • Estimular la creación de almacenes con mercancías en consignación y que su adquisición, por los diferentes actores económicos, sea lo suficientemente ágil y expedito.
  • Otorgar las mismas facilidades previstas en la Ley de Inversión Extranjera para los inversionistas nacionales y extranjeros, propiciando agilidad en todos los trámites establecidos.
  • Autorizar la importación directa de medios de transporte a personas jurídicas y naturales, para el uso y beneficio de su interés, aplicando aranceles similares a los que se realizan en la región centroamericana.

Fomentar la eficiencia de los mercados

  • Convertir las bodegas, carnicerías, puntos de leche y panaderías en los barrios en COOPERATIVAS, que puedan vender diferentes productos. Su relación con el Estado será la venta de los productos regulados por la libreta de abastecimientos, mientras ésta dure y el arrendamiento de locales y equipos.
  • Propiciar que los colectivos de trabajadores de los restaurantes y cafeterías estatales pasen a COOPERATIVAS o MIPYMES.
  • Autorizar la creación de COOPERATIVAS o MIPYMES en el comercio minorista de ropa, calzado y bienes de uso común. Permitir que corporaciones internacionales mayoristas de bienes y servicios puedan participar con su capital y sus mercancías en el sistema empresarial cubano, tanto mayorista como minorista.

Estabilización del endeudamiento extranjero

Analizar el trabajo completo elaborado por la ANEC sobre el Programa de Estabilización Macroeconómica presentado al MEP, que se ANEXA.

Fomento de la entrada de divisas al sector población

  • Permitir que todos los actores económicos que generen, producto de su trabajo, ingresos reales en MLC, puedan disponer en los bancos cubanos cuentas bancarias en las monedas de reconocimiento internacional y a la vez operar las mismas.
  • Continuar exportando los servicios de salud, con médicos, enfermeras y técnicos, a aquellos países que estén interesados en su contratación y para ello tener presente que el sistema de estimulación salarial sea lo suficientemente adecuado a sus necesidades y a la vez tener en cuenta que su formación fue el resultado de un sistema educativo gratuito.

Estas mismas condiciones deben tenerse en cuenta para otras profesiones que se puedan exportar hacia otros países, tales como arquitectos, ingenieros, economistas, pedagogos, informáticos, entre otros.

Desarrollo del mercado cambiario

Analizar el trabajo completo elaborado por la ANEC sobre el Programa de Estabilización Macroeconómica presentado al MEP, que se ANEXA.

Redimensionar la dolarización

Analizar el trabajo completo elaborado por la ANEC sobre el Programa de Estabilización Macroeconómica presentado al MEP, que se ANEXA.

Otras medidas económicas

SOBRE LA AGRICULTURA Y LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

Se hace imprescindible que los productores privados y las cooperativas tengan la suficiente libertad de decisión para sembrar y cultivar los renglones agrícolas y pecuarios que consideren, según el conocimiento que tengan de sus tierras en explotación y que sea el mercado el que regule sus precios, partiendo de exigirle la elaboración de las fichas de costo de sus producciones.

Propiciar que esos productores dispongan de las facilidades necesarias para crear minindustrias, que les permita el aprovechamiento eficiente de sus producciones y que dispongan de sus posibilidades de comercialización requeridas.

Que funcione de forma eficiente la comercialización de los productos agrícolas y pecuarios, y para ello se crearán las condiciones para que funcionen diferentes formas de gestión acordes con las condiciones requeridas por los actores económicos existentes.

En cuanto a la producción de la caña de azúcar, propiciar que cada empresa azucarera cree las condiciones necesarias para estimular los bancos de semilla de alta calidad, los cuales permitan el crecimiento de las producciones por hectárea de tierra y, con ello, elevar la producción de azúcar y sus derivados, mediante un proceso de modernización de la industria azucarera. Esta industria deberá disponer de su propio ferrocarril, que le garantice, de forma eficiente, su transportación.

Propiciar que las empresas de la industria alimentaria, ya sean estatales o privadas, creen complejos productivos con los productores agrícolas y pecuarios, con vistas a lograr una mayor eficiencia en sus producciones.

SOBRE LAS INDUSTRIAS ALTAMENTE CONSUMIDORAS DE ENERGÍA

En este grupo de empresas se encuentran la industria del níquel, el cemento, las sidero-mecánicas, fundamentalmente. En este sentido, debe propiciarse que las mismas funcionen con un sistema cerrado de financiamiento en divisas, con cuentas bancarias en MLC reales, que les permita operar las mismas y cubrir todos sus gastos, así como estimular salarialmente a sus trabajadores en moneda nacional y con ello satisfacer las necesidades de sus familias.

En la medida que el país se vaya estabilizando financieramente, lograr paulatinamente que el costo de la electricidad de todos los clientes, ya sean estatales o privados, se correspondan con el nivel de gastos en que incurre el país para mantenerlo de forma eficiente.

Como regla, no subsidiar el costo del combustible que importa el país. Sólo en casos excepcionales, cuando los precios internacionales sean producto de la especulación, habrá una intervención del Estado para lograr eliminar las distorsiones necesarias mediante el subsidio del mismo.

SOBRE LA INDUSTRIA MANUFACTURERA

Revisar todas las industrias existentes en el país, con vistas a determinar si son eficientes o requieren inversiones que les permita la realización de cambios tecnológicos, mediante la participación de inversores nacionales o extranjeros que dispongan del capital, la tecnología y el mercado requerido.

Estimular la recuperación de materias primas en todo el entramado industrial y desarrollar una industria de reconversión de éstas, con vistas a su utilización por la industria nacional o destinarla para la exportación, pudiendo analizarse la existencia de un sistema cerrado de financiamiento en esta actividad.

SOBRE LA INDUSTRIA BIOTECNOLÓGICA Y BIOFARMACÉUTICA

Continuar el desarrollo de la industria biotecnológica y biofarmacéutica, con vistas a satisfacer, en lo fundamental, las necesidades de la salud pública cubana y aportar al financiamiento de esta actividad en la nación, elevando así los niveles de atención médica a estándares internacionales del primer mundo y en algunos casos, superiores. Continuar desarrollando la industria de equipamiento médico, en aquellos casos que se disponga de la tecnología y la preparación necesaria de nuestros técnicos y especialistas.

SOBRE EL DESARROLLO DEL TURISMO

Detener el inicio de algunas inversiones que requieren grandes volúmenes de MLC, excepto en La Habana, y dedicarlo al financiamiento de pequeñas fábricas para producir alimentos, a los productores de las cooperativas agropecuarias, mediante préstamos con bajo interés.

Ser cautelosos con las agencias de viajes internacionales de los diferentes países emisores hacia nuestro país, partiendo de la base que tenemos una competencia en el Caribe muy desarrollada y que su servicio, aunque nos duela, es superior al nuestro, debido, a mi juicio, a que nuestros trabajadores no se sienten lo suficientemente estimulados con el salario que devengan y debería pensarse en un esquema cerrado de financiamiento en cada hotel, inicialmente, para irlo extendiendo al resto del sector paulatinamente.

Estimular a los productores nacionales que le suministran al turismo, para que le vendan sus productos con la debida calidad en CUP y una parte en MLC y de esa forma estimular su producción, así como que los suministradores puedan disponer de las divisas mínimas imprescindibles para que su ciclo de producción no se vea afectado por falta de materias primas.

Lograr que los diferentes actores económicos, ya sean TCP, cooperativas agropecuarias, CNA, que le brindan servicios al turismo, se encadenen con nuestras entidades turísticas en todo el territorio nacional.

Crear un fondo de divisas convertibles que permita aumentar el parque de transporte colectivo y de autos de renta para satisfacer la demanda de estos vehículos en la nación.

Trabajo completo elaborado por la ANEC sobre el Programa de Estabilización Macroeconómica presentado al MEP: ANEXO. Presentacion ANEC 18.04.2022

Autor

Entrada relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + cinco =