Los Talleres Científicos 2022 “Ciencia e innovación al servicio de la economía y la sociedad”, organizados en celebración del 43 aniversario de la creación de la ANEC, cerraron sus sesiones superando todas las expectativas y con el agradecimiento de los participantes por haber podido contar con un espacio muy fructífero de diálogo e intercambio sobre temas de gran importancia para la economía y sociedad cubanas de hoy.

Dichos talleres, desarrollados por las Sociedades Científicas de la ANEC, culminaron con temas como “La empresa estatal en la mira”, donde se debatieron experiencias y propuestas de desarrollo; limitaciones y soluciones para la toma de decisiones; la distribución de utilidades y sus resultados y distorsiones.

Otro de los talleres con mayor intercambio y que despertó gran interés fue el de “Emprendimiento y desarrollo”, en el que se hizo un acercamiento a las PYMES de la actualidad y donde representantes de varias mipymes tomaron la palabra y expusieron sus experiencias y buenas prácticas.

Algo tan cercano a todos como la responsabilidad social de las instituciones de la administración pública en las transformaciones socioeconómicas del barrio y los aciertos y desaciertos del desempeño directivo en Cuba ante las demandas de la ciencia y la economía, fueron otros asuntos tratados con rigor y que fueron muy discutidos desde diferentes puntos de vista en estos talleres.

El turismo en Cuba, su situación actual, perspectivas y la gestión del riesgo de impago en cadenas hoteleras, fue un taller donde especialistas del ramo pudieron acercarse a estadísticas del turismo antes y después de la Pandemia, con cifras actualizadas y análisis profundo de la proyección del turismo en el país y los retos a los que debe enfrentarse para su recuperación.

También se intercambió de manera muy objetiva sobre el medioambiente y el desarrollo económico ante los desafíos de un mundo cambiante, que incluyó el análisis de la contabilidad de la gestión ambiental desde las perspectivas de la Agenda 2030.

Sin lugar a dudas, se puede concluir que fue un evento con saldos muy positivos para un público heterogéneo de profesionales de múltiples sectores de Cuba y otros países de la región.

En este sentido, y acerca de la importancia de la realización de estos espacios, la viceministra de Economía y Planificación, Johana Odriozola Guitart, declaró a El Economista de Cuba que “Son espacios de intercambio importantes, que nos permiten retroalimentarnos y, desde las distintas visiones, ir construyendo los consensos, evaluando cuáles son los temas que más preocupan a todas las partes e ir buscando soluciones”.

Por otro lado, subrayó que “También hay que tener en cuenta que hay temas que se expusieron que no tienen hoy una solución a corto plazo, porque tienen que ver con problemas que enfrenta la economía nuestra, como la escasez de recursos y específicamente de divisas”.

La funcionaria aseguró asimismo que “Hay muchas cosas que son subjetivas porque son trabas o procedimientos, las cuales vamos a ir trabajando, pero hay otros temas que dependen de una solución paulatina, a medida que se vayan obteniendo los niveles de recuperación de la economía que estamos proyectando”.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =