La desaparición física hace 26 años de Carlos Rafael, como era conocido popularmente, privó al país de un fiel luchador y revolucionario cubano de larga trayectoria

Carlos Rafael Rodríguez Rodríguez, político, diplomático, escritor, periodista, economista y revolucionario cubano de larga trayectoria fue dirigente del Estado y del Partido Comunista de Cuba, hasta 1997 en que murió, a los 84 años, un 8 de diciembre.

La desaparición física hace 26 años de Carlos Rafael, como era conocido popularmente, privó al país de un fiel luchador que nació hace 110 años, el 23 de mayo de 1913 en Cienfuegos, se unió con 17 años al Directorio Estudiantil Universitario en esa ciudad contra la dictadura de Gerardo Machado, y sufrió prisión en 1931.

Matriculó en la Universidad de La Habana y se graduó de Doctor en Derecho Civil y en Ciencias Políticas, Sociales y Económicas en la Universidad de La Habana en 1939, en condición de primer expediente; de un total de 33 asignaturas, recibió 33 calificaciones de sobresaliente, 31 premios ordinarios y cuatro extraordinarios, así como el Premio Nacional González Lanusa In Memoriam, al mejor estudiante de Derecho.

Fue uno de los fundadores del Grupo literario Ariel y de la revista Segur en 1934, y en 1935 integró el Comité de Huelgas Universitario que dirigió las luchas estudiantiles. Por desavenencias con la política entreguista del Directorio, renunció a su cargo de Alcalde y pasó a formar parte del Ala Izquierda Estudiantil, bajo la dirección del Partido Comunista de Cuba, organización a la que ingresó en 1936.

En su vida periodística fue subdirector del semanario Resumen, fundado por el Partido Comunista y clausurado por el gobierno en 1935; miembro del Consejo de Dirección de la revista Universidad de la Habana (1935) y cofundador, con Nicolás Guillén, José Antonio Portuondo, Ángel Augier y otros escritores de izquierda, de la revista Mediodía (1936).

Era también miembro de la Comisión de Estudios Constitucionales de la Dirección Nacional del Partido Comunista y fundó, con Juan Marinello y Ángel Augier, la editorial Páginas.

Entre 1938 y 1940 codirigió la publicación El Comunista. Al graduarse, en 1939, se dedicó enteramente a la lucha revolucionaria y tuvo a su cargo la dirección del Partido Unión Revolucionaria Comunista, que posteriormente se transformó en Partido Socialista Popular.

Fue ministro sin cartera en el gobierno constitucional de Fulgencio Batista, de 1940 a 1944. Ocupó cargos directivos en la Sociedad Cubana de Estudios Históricos e Internacionales y en la Asociación de Fomento de la Economía Cubana. Como miembro fundador del Partido Socialista Popular (PSP), formó parte de su Buró Ejecutivo Nacional, al que perteneció hasta su disolución en 1960, y de cuyo diario Noticias de Hoy, fue director.

Dirigió la lucha clandestina del PSP contra la tiranía de Fulgencio Batista. En junio de 1958 fue designado representante del PSP ante Fidel Castro Ruz, en la Sierra Maestra. Regresó a La Habana dos meses después, para coordinar la ayuda que brindarían los miembros de su Partido a las tropas rebeldes, que se proponían realizar la invasión a occidente, las cuales estuvieron dirigidas por los comandantes guerrilleros Ernesto Che Guevara y Camilo Cienfuegos. Retornó nuevamente a la Sierra donde permaneció durante los últimos meses de la lucha insurreccional.

A partir del triunfo de la Revolución fue director del Periódico Hoy, órgano del Comité Nacional del PSP, de 1959 a 1962, miembro de la dirección nacional de las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI) y después de la dirección nacional del Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC), entre 1960 y 1965.

Ocupó el importante cargo de Presidente del Instituto Nacional de la Reforma Agraria entre 1963 y 1965, y luego Ministro Presidente de la Comisión Nacional de Colaboración Económica y Científico Técnica desde 1965 hasta 1976.

Además, fue miembro del Consejo de Dirección de Cuba Socialista entre 1961 y 1967; representante permanente de Cuba en el CAME desde julio de 1972, y viceprimer ministro para el sector de Organismos Exteriores desde noviembre de 1972 hasta diciembre de 1976.

Carlos Rafael Rodríguez fue, además, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), desde su creación, en octubre de 1965, y de su secretariado de 1965 a 1976. En el Primer Congreso del PCC (diciembre de 1975) fue elegido miembro de su Comité Central y posteriormente de su Buró Político y Secretariado.

El 2 de noviembre de 1976 fue electo por la Asamblea de Cienfuegos diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, y el 3 de diciembre de ese mismo año fue elegido vicepresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros.

Como diplomático tuvo gran participación en los delicados contactos extraoficiales que se produjeron entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos durante las décadas de 1970 y 1980. En noviembre de 1981, en medio de la agresiva campaña anticubana de la administración de Reagan, sostuvo una entrevista secreta en México con Alexander Haig, en la cual reafirmó la posición de principios de Cuba sobre los temas relacionados con la ayuda a los movimientos revolucionarios en Centroamérica y África.

En su vida recibió numerosas condecoraciones nacionales y extranjeras; escribió unos 18 libros sobre política, economía, historia, literatura y filosofía marxista, así como numerosos artículos.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =