La ejecución de proyectos entre empresas, universidades y centros científicos que vinculen la gestión del conocimiento con las demandas de los sectores de la economía y los servicios no se detuvo en Ciego de Ávila en el 2021, a pesar de la pandemia de la COVID-19.

Esa interrelación estuvo dirigida, fundamentalmente, a la producción de alimentos, uso eficiente del agua, agroindustria azucarera y sus derivados, industria ligera, la electroenergética, y servicios técnicos profesionales.

Con respecto a estos últimos, destaca en el sector de la Salud, en el que la ciencia y la innovación han jugado un importante papel en el enfrentamiento en el territorio al coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Miguel Salazar Rodríguez, subdelegado de Ciencia, Tecnología e Innovación, de la Delegación Territorial del CITMA (Ministerio de Ciencia, Tenología y Medio Ambiente) en Ciego de Ávila, precisó a la Agencia Cubana de Noticias que en esos vínculos científicos con los sectores productivo y de los servicios se ejemplifican resultados concretos.

Entre ellos -dijo- sobresalen las vitroplantas para la diversificación en la producción de piña, obtenidas en el Centro de Bioplantas, y sembradas en áreas de la Unidad Empresarial de Base de Producción de Piña de la Empresa Agroindustrial Ceballos.

Con ello se ha logrado la entrega de más de 81 mil 242 unidades de plántulas de esa fruta provenientes del cultivo in vitro, lo que permitió ahorrar al país por concepto de importación de hijos de piña más de 31 mil 500 dólares, agregó el directivo.

De igual manera estudios durante cinco años por el Centro de Bioplantas, adscrito a la Universidad avileña Máximo Gómez Báez, validaron la factibilidad de la Stevia rebaudiana para su utilización en la industria alimentaria, como edulcorante natural, que ya se probó en jugos y néctares de mango y guayaba, y en segmentos de piña en almíbar.

Lo que se ha logrado con la biotecnología permite mantener la matriz de la Stevia para seguir con el experimento y llevar adelante un Proyecto de Desarrollo Local, aprobado recientemente, por lo que en este 2022 se comprará el equipamiento para construir la planta piloto con la cual obtendrán grandes volúmenes del edulcorante.

Destaca en este periodo, también, la elaboración de cuatro programas informáticos en Excel que permiten calcular de forma rápida, sencilla y precisa la radiación solar, la evapotranspiración referencial y el ajuste de los coeficientes de potasio a las características edafoclimáticas (suelo y clima) de una determinada localidad, puntualizó Salazar Rodríguez.

Se distinguen, además, nuevas variedades de caña de azúcar C03-326, C03-329, C03-330 y C07-323, de mayor espectro en sus rendimientos, las cuales se incorporan al intercambio nacional.

En el sector del Turismo se le dio prioridad al monitoreo, a través del Centro de Investigaciones de Ecosistemas Costeros, de la evolución dinámica de las playas en el polo turístico Jardines del Rey.

Eso permite tomar decisiones de, en qué playa y en qué momento es necesario intervenir con el programa nacional de recuperación, y a la vez evaluar la efectividad de las acciones ya realizadas dentro del destino turístico.

También se puso en marcha una metodología para la protección del agua subterránea en las costas sometidas a la agricultura intensiva, la cual determina las zonas vulnerables y de alto riesgo.

En cuanto a la COVID-19, que sin dudas marcó el 2021, también se hizo sentir el accionar de los investigadores de las ciencias médicas de la provincia, con el diseño y puesta en marcha de 21 proyectos relacionados con el comportamiento de las enfermedades crónicas en pacientes diagnosticados con el SARS-CoV-2, el uso de tratamientos con diversos medicamentos en grupos poblacionales y el manejo de protocolos en su enfrentamiento. Tomado de ACN.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − seis =