El Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM) mantiene una participación activa en el aporte de insumos derivados de sus investigaciones, los cuales materializa a través de la ANEC, los Consejos Técnicos Asesores (CTA) en que está representado –uno de ellos es el del Ministerio de Economía y Planificación–, y varios macroprogramas.

Desde su experticia, el DrC. Ramón Pichs Madruga, director del CIEM, se refirió a cuatro temas, el primero de ellos relacionado con la “necesidad de evaluación y actualización permanente de la secuencia temporal de las acciones a realizar”: las que se requieren con inmediatez –relacionadas con los alimentos, las medicinas, los servicios de salud, energía electricidad–, las que se emprenderán a mediano plazo y aquellas de más largo espacio temporal.

Los errores que se produzcan en este proceso –expresó–, afectan el necesario consenso en que se sustenta el proceso revolucionario, su base social. Debemos preguntarnos, por ejemplo, cómo ven los jóvenes la posibilidad de articular sus planes de vida con las transformaciones previstas en el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social 2030 y en otras metas estratégicas.

También debe lograrse una adecuada articulación entre las dimensiones económica, social y ambiental de estos procesos, considerando la diferenciación social que ha ocurrido en Cuba desde el período especial, expuesto en el reciente Informe del CIEM sobre Desarrollo Humano Local presentado en junio pasado, donde se destacan, además, las diferencias territoriales.

Por ejemplo, en los análisis provinciales La Habana siempre se ubica en primer lugar en cuanto a su desarrollo humano, pero en el análisis territorial, hay municipios habaneros que se ubican en lugares muy rezagados a escala nacional como Centro Habana y Diez de Octubre.

Otras investigaciones relevantes del Centro, en las que hemos contado con la colaboración de otras instituciones aquí representadas, se refieren a la inversión extranjera directa (IED), las remesas y el apoyo a la agricultura.

En cuanto a la IED, se precisa reconocer el elevado “riesgo país” que representa Cuba, debido sobre todo al impacto del bloqueo. Razón por la cual, las acciones que se realicen para atraer inversionistas deben tener en cuenta la necesidad de reconocer y compensar dicho riesgo.

Sobre las remesas, hay que tener en cuenta que a nivel internacional son consideradas uno de los flujos financieros más resilientes en situaciones de crisis como la actual. Compartimos la idea, ya planteada por la Directora del CIEI, de crear condiciones para fomentar fondos de inversión a partir de las remesas. Sobre los necesarios apoyos a la agricultura y las inversiones hacia este sector, consideramos necesario revisar, y corregir, las tendencias actuales, en particular las limitadas inversiones de este sector. También consideramos necesario revisar las inversiones sobredimensionadas en el turismo, a tono con lo señalado por el Director del INIE.

Los sistemas de información nacionales presentan debilidades y brechas que limitan su uso para investigaciones académicas sobre estos temas, y no acompañan a los procesos de toma de decisiones socioeconómicas. Hemos sentido esta situación en la preparación de investigaciones recientes como el ya referido Informe sobre Desarrollo Humano Local (2021) y en la elaboración del Índice Global de Innovación (IGI) con la inclusión de Cuba, que está en marcha. Por ejemplo, hay indicadores muy relevantes para medir los procesos de innovación como el comercio de intangibles, que no se sistematizan en las estadísticas nacionales a pesar de que hay resultados destacados de algunas empresas.

Por último, me referiré a la comunicación social en este campo. No basta con tener comunicadores y estrategias de comunicación en todas entidades. Todos debemos mejorar en cuanto a la comunicación de los resultados de nuestras investigaciones y de las acciones que se realizan en el país en materia económica. Debemos ser convincentes, efectivos, aportar mensajes educativos.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − ocho =