Marlene Arrúe Paisán, vicepresidenta de la ANEC

El Economista de Cuba dialogó con otra de las participantes en el encuentro, Marlene Arrúe, Premio Nacional por la Obra de toda la Vida de Contabilidad “Carlos Rafael Rodríguez”; quien nos ofreció su mirada escrutadora de especialista.

Parafraseando al Che –comenzó diciendo con las especiales dotes para comunicar que posee–: No se puede hacer un análisis correcto y tampoco de los costos, si no hay una Contabilidad muy precisa que permite actuar para que después la tecnología o la técnica administrativa resuelvan los problemas que se presentan.

Desde el punto de vista de política, la contabilidad ha tenido bien ubicada su importancia y el papel que juega en el perfeccionamiento económico del país. Los documentos de la Política Económica en los diferentes congresos, la han situado entre los primeros lineamientos, sin embargo, este aspecto no ha tenido el impacto deseado porque su aplicación ha estado carente de un enfoque integral del papel y el lugar que el Contador ocupa en una entidad.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 8 =