El Che  le prestó una atención total a la contabilidad, al análisis de los gastos, de los costos, centavo a centavo. Así lo explican en este artículo sus autores: MSc. Aleida Varona Safora, Lisbeth Acebo Águila, Diannamary González Orozco, Alejandro Riande Sedeño.

En la tierra hace falta personas que trabajen más y critiquen menos, que construyan más y destruyan menos, que prometan menos y resuelvan más que esperen recibir menos y dar más, que digan mejor ahora que mañana.
Che

Ernesto Che Guevara caracterizó su conducta como dirigente con el permanente contacto con los obreros, campesinos y estudiantes. Frecuentemente visitaba los centros de producción, compartía con los trabajadores su labor y escuchaba sus opiniones, lo que realizaba de manera natural y sencilla. Fue un abanderado de la crítica y la autocrítica.

Su pensamiento económico-político refleja el resultado de las investigaciones que hizo acerca de las soluciones dentro de los principios socialistas y con fórmulas, también socialistas, a los problemas concretos de la implantación de este sistema en Cuba.

El análisis de su obra constituye un rico manantial de ideas y soluciones, de fórmulas (socialistas) para la construcción de la nueva sociedad.

Che fue el principal impulsor de la implantación en Cuba de la planificación, de los métodos de control y supervisión, de un sistema de formación de cuadros para la economía que es digno de estudio y que coadyuvó a la implantación del sistema socialista de producción en la economía cubana.

La planificación debe calificarse como la primera posibilidad humana de regir las fuerzas económicas, constituye el elemento que caracteriza y define en su conjunto al período de transición socialista. Para Che esta debía conjugar dos elementos:

  1. La creación de las bases para el desarrollo económico de la nueva sociedad, su regulación y control.
  2. La creación de un nuevo tipo de relaciones humanas, el hombre nuevo.

Cuando dirigió la industria cubana en los primeros años del triunfo revolucionario, llevó a la práctica de forma brillante la organización de la misma bajo los principios de dirección socialista, aplicándolos hasta el nivel de establecimiento o unidad de producción.

La originalidad del Che descansa en el hecho de haber defendido importantes principios del marxismo-leninismo en la teoría económica del período de transición socialista a partir de las nuevas variables presentes, derivadas del sistema socio-económico y político que le tocó vivir.

Sentó las bases para una teoría del período de transición socialista, cuyo sistema de dirección económica sustenta la posibilidad de edificar la nueva sociedad en un país subdesarrollado por caminos legítimamente revolucionarios. Este sistema es considerado la palanca fundamental de la construcción del socialismo en la sociedad humana, y debía ser la de los estímulos morales, sin olvidar una correcta utilización del estímulo material, sobre todo de la naturaleza social.

Fue el más brillante y genial modelo de esa escuela de pensamiento y acción revolucionaria, en cuyas formulaciones y pasajes participó primero, para suscribirla con su propia sangre. Sería por ello, como Fidel, como Lenin; un profundo crítico de los dogmas y desviaciones que abrían grietas por las que el enemigo de clase pretendía infiltrarse.

Comprendió la necesidad del análisis crítico de la construcción del socialismo y el comunismo, por lo que se dio a la profundización en el estudio de la teoría revolucionaria como necesidad insoslayable para preservarla de las desviaciones teóricas, ideológicas y políticas, y hacer de su desarrollo un arma para la construcción práctica de la nueva sociedad.

Para Che, el Sistema Presupuestario de Financiamiento tenía que poner entre sus pilares fundamentales, subsistemas de contabilidad y costos, con el fin de garantizar una óptima dirección y gestión de las empresas y de todo el aparato estatal.

Para conformar dicho sistema se basa en:

  • Técnicas contables avanzadas que permitían un mayor control y una eficiente dirección en los estudios y aplicación de los métodos de centralización y descentralización que efectuaba el monopolio.
  • Técnicas de computación aplicadas a la economía y a la dirección, los métodos matemáticos aplicados a la economía.
  • Técnicas de programación y control de la producción.
  • Técnicas del presupuesto como instrumento de planificación y control por medio de las finanzas.
  • Técnicas del control económico por métodos administrativos.
  • La experiencia de los países socialistas.

Le prestó una atención absoluta, total, preeminente a la contabilidad, al análisis de los gastos, de los costos, centavo a centavo. No concebía la construcción del socialismo y el manejo de la economía sin la organización adecuada, el control eficiente y la contabilidad estricta de cada centavo. No pensaba el desarrollo sin la elevación de la productividad del trabajo, incluso, estudiaba Matemática para aplicarla al control de la economía y para medir su eficiencia. También soñó con la computación aplicada al manejo de la economía como cosa esencial, fundamental, decisiva para medir la eficiencia en el socialismo.

El pensamiento económico del Che buscó soluciones dentro de los principios socialistas a los problemas concretos de la implantación del socialismo en Cuba y a las fallas que representan en nuestro sistema.

Como expresó el compañero Fidel: ¡Y si él vive más que nunca, la patria vivirá también más que nunca! Si él es un adversario más poderoso que nunca frente al imperialismo, la patria será también más fuerte que nunca frente a ese mismo imperialismo y frente a su podrida ideología.

Autor

Entrada relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 4 =