El presidente Luiz Inácio Lula da Silva prometió este lunes que la rueda de la economía volverá a girar en Brasil, donde habrá un aumento del salario mínimo, al discursar en el Día Internacional de los Trabajadores.

«Ayer anunciamos el aumento real del salario mínimo. Y, de ahora en adelante, el trabajador recibirá, además de la inflación, el promedio del crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto), como siempre hemos hecho en nuestros gobiernos», afirmó Lula en el acto central por el 1 de mayo, celebrado en el Valle de Anhangabaú, en Sao Paulo

Refirió que el trabajador, «cuando tiene más dinero, compra más. Y la rueda gigante de la economía comienza a girar».

El fundador del Partido de los Trabajadores dio su palabra que se traerá de vuelta la generación de empleos. «Ya fui a Estados Unidos, China, Portugal, España, Argentina, Uruguay. Y estamos dialogando con empresarios extranjeros para volver a invertir y generar empleos en Brasil», recalcó.

Durante su emotiva alocución, Lula manifestó que estaba muy agradecido por los trabajadores darle cuatro años más para arreglar Brasil.

«La misión que asumimos es probar otra vez que nuestro país puede volver a ser alegre. Nuestro pueblo no va a permanecer víctima del odio», apuntó.

Recordó que el 8 de marzo enviaron «un proyecto de ley para garantizar de verdad, sin coma o punto, que las mujeres van a ganar lo mismo que los hombres si hacen el mismo trabajo. No se puede tratar a las mujeres como un ser inferior», aclaró.

Una vez más la fecha por el Día Internacional de los Trabajadores fue realizada en diferentes ciudades del gigante suramericano como un 1 de Mayo Unificado, teniendo en cuenta la unión de varias centrales sindicales, convencidas de que ahora se celebra la victoria de la democracia tras el resultado de la pasada elección presidencial.

«La clase obrera resistió, luchó y ahora puede respirar, tener esperanza, porque, en este 1 de Mayo, celebra su mayor logro de los últimos años: Lula, un gobernante democrático, en la Presidencia de la República», aseguró el titular de la Central Unitaria de Trabajadores, Sergio Nobre.

Aseguró que «vencimos a quien intentó derrotarnos (en alusión al exmandatario Jair Bolsonaro), quien intentó acabar con la gente, con la democracia. La clase trabajadora volvió a ser oída y respetada, volvió a ser protagonista y a participar en las decisiones de los rumbos del país», remarcó.

Destacó que el lema de este año fue «Empleo, Renta, Derechos y Democracia». También se priorizaron 15 pautas que van desde la valorización del salario mínimo, intereses bajos y fortalecimiento de la negociación colectiva hasta regulación del trabajo por aplicaciones y jubilación digna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 17 =