mypimes

La actualización del modelo cubano está pasando por las consecuencias de una deformación estructural de su economía, que se ha agudizado por tres elementos fundamentales:

1. El recrudecimiento del bloqueo económico, comercial, financiero y social norteamericano.

2. El enfrentamiento exitoso a la Pandemia Covid-19.

3. La ineficiencia y errores en la implementación del Ordenamiento y las Transformaciones en el sistema productivo.

El enfrentamiento de estos 3 factores ha motivado la toma de decisiones, cuyos resultados no se han correspondido con sus propósitos y se han dado pasos para su adecuación a las condiciones actuales del mercado, habiéndose tomado las experiencias positivas de China y Vietnam.

Lograr una combinación adecuada de los diferentes actores económicos es un proceso que requiere de cambios en el actuar empresarial, ya sea estatal o privada y hasta que no se logre CONFIANZA, no se lograrán los resultados esperados.

También es preciso que el sistema monetario pueda funcionar a plena capacidad y para ello es imprescindible y necesario una mayor apertura a la inversión nacional y extranjera, en el comercio mayorista y minorista, dándose en estos momentos los primeros pasos en ese sentido.

Lograr que estos principios se multipliquen en una sociedad, no importa la forma de propiedad imperante, es lograr en esencia que cumplan los objetivos de una sociedad socialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 10 =