Olga Pérez Soto, profesora Facultad de Economía, Universidad de La Habana.

El socialismo es una propuesta de desarrollo para el hombre por oposición y superación a la lógica del capital. Debe conjugar lo posible actual con lo necesario futuro en cada momento concreto sin abandonar los principios del socialismo. Necesita conjugar el tiempo monumental del proyecto histórico con el tiempo de vida del individuo, y así consolidar la suscripción al mismo. Para ello, es importante entender que la política es la expresión concentrada de la economía y que ésta última es una ciencia social no neutral.

La centralidad del trabajo en la sociedad es vital, y garantía para el avance de la construcción del socialismo. El trabajo y la creación de riqueza se potencian cuando articulamos la relación producción, propiedad y apropiación. Los actores son sujetos sociales que al mismo tiempo son propietarios, productores, consumidores, ciudadanos, etc., por eso es importante analizar la propiedad en todas sus formas, tipos y combinaciones como un sistema de propiedad social en el que todas tributan, se encadenan y participan en la creación del producto interno bruto (PIB), en función de fortalecer y consolidar a la propiedad socialista, portadora de los ejes del desarrollo nacional.

Cuando se plantea que todas las formas de propiedad y gestión están en igualdad de condiciones, debe entenderse en un contexto donde la prioridad es avanzar en la socialización real de la creación de riqueza social; y en ese proceso, la pauta para el desarrollo es la empresa estatal socialista junto al resto de otras formas de propiedad y gestión. Debe garantizarse que las regulaciones y trabas innecesarias se liberen para todas, sin perder la prioridad y el rol de cada una en el desarrollo.

Urge proyectar una matriz de desarrollo socialista de consumo, de energía, de inversión y de empleo que garantice el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social 2030. Cotejar en cada momento, y prospectivo, la matriz de propiedad con la de empleo necesaria para el desarrollo.

El reto del socialismo es garantizar qué formas de alianza entre medios de producción y fuerza de trabajo en todas las formas de propiedad, es la más eficiente.

El control de precios no ha resultado porque en su formación es importante entender que es una forma racionalizadora de gastos a nivel social. Es importante no reproducir el fetichismo del dinero y sus funciones. Los encadenamientos productivos son el resultado de los encadenamientos de las formas de propiedad en la creación y de la riqueza creada.

Para conducir las formas de propiedad es imprescindible tener en cuenta el sistema de eficiencia con sus categorías e indicadores. Rescatar el análisis económico, el sistema de costos y el control de los procesos productivo e inversionista, interpretar la relación mercantil del producto del trabajo. No hay otra forma de reconocer la inversión y recuperación de gastos de trabajo que no sea a través de la forma mercantil del producto del trabajo y sus contradicciones, en las que se sintetiza el sistema de intereses individual, colectivo y social. Es necesario atender la formación de precios para medir la eficiencia.

Es una prioridad atender a las familias y personas vulnerables, pero también lo es buscar las causas que las crean y reproducen. El socialismo, por su esencia, no debe crear personas vulnerables. Es importante detener el crecimiento de la brecha de vulnerabilidad al mismo tiempo que se atiende con programas y políticas de intervención.

Debe ser estudiada, desde las ciencias sociales, la variable migratoria y su relación con el proyecto de vida, pues no se reduce a una estrategia generacional.

Para concluir, un llamado de atención: hoy los municipios son los eslabones más impactados negativamente en el tejido administrativo, productivo y de gobierno; son el eslabón básico del desarrollo local como apuesta al futuro, y deben estar indexados con el desarrollo nacional.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + dos =