Nueve territorios cubanos cultivan la llamada papa ecológica en esta campaña 2022-2023, motivados por las limitantes con la comercialización del tubérculo en esas regiones y el incentivo técnico que les ofrece la Estación de Pastos y Forrajes Indio Hatuey, de Matanzas.

Fue precisamente en suelos del centro científico, ubicado en el municipio matancero de Perico, donde se realizaron las primeras siembras de papa de manera agroecológica; su tecnología y resultados se han propagado por la isla, lo que contribuye a la política de autoabastecimiento municipal y el plan de soberanía alimentaria del país.

En la actual campaña se sembraron 95,6 hectáreas, en las provincias de Pinar del Río, Matanzas, Sancti Spíritus, Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Guantánamo y el municipio especial Isla de la Juventud, explicó a la Agencia Cubana de Noticias Enel Espinosa Hernández, especialista del Ministerio de la Agricultura,

Agregó que se concentran en pequeñas áreas en los sectores estatal y cooperativo-campesino, para que sea posible brindarles una atención mucho más minuciosa.

Esta tecnología es más respetuosa con el medio ambiente y la salud humana, ya que prescinde de productos químicos para la fertilización y el control de plagas, y además del manejo, requiere materia orgánica en el suelo, biofertilizantes y bioplaguicidas, que deben aplicarse en el momento indicado o ante una emergencia.

Estos productos están al alcance de los campesinos, al obtenerse en los centros de reproducción de entomófagos y entomopatógenos (CREE) que existen en las empresas o municipios, entre ellos están el Trichoderma, el Metarhizium, el bacilo, la Bauhinia, además de la cal para cuando sea necesario aplicarlos.

En algunas provincias se han obtenido rendimientos promisorios, de entre 10 toneladas por hectárea en Pinar del Río, hasta más de 14 en Holguín, donde estiman como positiva la colaboración, capacitación y acompañamiento del Programa de Innovación Agrícola Local (Pial).

Por tales resultados se avizoran rendimientos promedio de 14 t/ha en esta campaña, y el especialista del Minag informó que la papa cultivada con este método se venderá a la población de esas regiones, a precios de oferta y demanda, según lo aprueben los consejo de administración en cada lugar.

Se espera que las cosechas más significativas se logren en Sancti Spíritus, Pinar del Río y Holguín, y en total el país podrá disponer de unas mil 400 toneladas de papa ecológica, un refuerzo a las casi cien mil que debe recogerse por la vía tradicional.

La papa es un tubérculo de alta demanda en la mesa de los cubanos, de poca presencia dado su ciclo estacionario, las disponibilidades para la refrigeración y su encarecido costo de producción.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =