Volvemos a las recomendaciones, a tono con la temporada ciclónica

Una temporada ciclónica bien activa pronostican los especialistas del Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet). Lo han remarcado a través de muy diversos canales, desde el pasado primero de junio, fecha del inicio oficial de esta etapa de amenazas intensificadas, que se extiende hasta el próximo 30 de noviembre.

Se prevé la formación de unos 20 ciclones tropicales en toda la cuenca del Atlántico Norte, 11 de los cuales podrían alcanzar la categoría de huracán. Han estimado además que 14 de esos organismos se desarrollarán en el área oceánica cercana al Caribe, 4 en sus mares y otros 2 en el Golfo de México. En tanto que las probabilidades de que al menos uno se intensifique en nuestra zona rondan el 85%.

A tono con estas predicciones, y con una práctica que se hace habitual para ESICUBA cuando la temporada ciclónica comienza, aprovechamos para recordarles a entidades y organizaciones integradas en nuestra cartera de clientes, que se requiere durante la actual etapa de una actitud muy proactiva y responsable por parte de los Asegurados.

Es importante que estos conozcan a fondo el seguro que han contratado y realicen previamente una rigurosa revisión del mismo, lo que les garantizará mayor tranquilidad durante los momentos críticos, así como justeza y rapidez en los procesos de indemnización o resarcimiento ante daños. Acá, volvemos por tanto a dejarles recomendaciones en ese sentido:

1.-Tome medidas para proteger sus bienes, como si no estuviera Asegurado: A partir de su plan de gestión y reducción de riesgos, valore a fondo qué activos podrían recibir afectaciones y póngalos a resguardo. Garantice asimismo la preservación de la vida de sus empleados, ante la inminencia de cualquier fenómeno hidrometeorológico.

2.-En tiempo y ajustada a sus necesidades: Compruebe si la Póliza contratada por su empresa o proyecto tiene una vigencia que comprenda esta etapa, contando además con las coberturas precisas y la prima pagada.

3.-En forma: Tenga en cuenta que en la Póliza deben quedar bien registrados todos los bienes o intereses a proteger, con una declaración que corresponda a su valor real de reposición a nuevo. Esas verificaciones favorecerán al proceso de Reclamación y en obtener una Indemnización más ajustada a sus pérdidas.

4.- Ante circunstancias de amenaza cierta, cesamos en la suscripción de nuevos riesgos: Una vez que se declara la Fase Informativa para cualquier territorio del país, la Aseguradora detiene los procesos de suscripción o renovación. Solo nos hacemos responsables, por las pólizas vigentes, o con cotización emitida.

5.-Mientras más rápido, mejor: De resultar afectado por uno de estos fenómenos climatológicos, y tener vigente la póliza de Seguro, háganos saber cuanto antes sus pérdidas. Comuníquese con el vendedor o la Oficina de Ventas que lo atiende. Si le es posible, envíe debidamente cumplimentado el formulario de Aviso de Pérdida correspondiente.

6.-Colabore con la Aseguradora en la etapa de la Reclamación: Recopile y háganos llegar evidencias gráficas de las afectaciones sufridas, para realizar una valoración inicial, previa a cualquier inspección. Proteja los bienes dañados y efectúe las diligencias que procedan, a fin de minimizar o, al menos evitar, el incremento de sus pérdidas. Aporte toda la información que se le solicite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 5 =